Tanto en ensalada, como aperitivo o entrante, en repostería o enriqueciendo gran variedad de recetas del plato principal, el queso de cabra está presente de forma natural en la mesa y el mercado español. Desde aquí ha dado el salto también al mercado internacional, haciéndose un nombre sinónimo de sabor y calidad. Ya son mucho los que buscan “comprar queso de cabra” o “fabricantes de queso de cabra” en Google y encuentran marcas como Lácteos Segarra.

Nuestra empresa elabora el queso a partir de la leche de su propia granja y, tras más de treinta años de trabajo en el sector, tenemos presentes nuestros productos en grandes superficies internacionales así como en ferias tan conocidas como ANUGA.

3 supermercados en los que encontrarás Queso de Cabra Caprillice

Del queso decían los griegos que era “un regalo de los dioses”; un alimento tan presente en nuestra cultura que su origen se remontaría a épocas anteriores a la historia escrita. Rico en Calcio, Hierro, Fósforo y vitaminas A, D, B1, B2 y B12; es además una fuente de proteínas y aminoácidos esenciales. Es todo un clásico de la saludable dieta mediterránea. Y es precisamente en esta zona del mediterráneo donde más se da la variedad del queso elaborado tradicionalmente con leche de cabra, que le aporta un sabor característico.

En España el queso de cabra Caprillice (Capri: cabra, illice: antiguo nombre de Elche) es fácil de encontrar en grandes superficies ampliamente distribuidas por todo el territorio, tanto peninsular como insular. Grandes cadenas de mercado y distribución como Carrefour, Eroski o Alcampo, mantienen al alcance del consumidor sus diversas variedades. Productos elaborados 100% con leche de cabra pasteurizada con los más importantes certificados de calidad internacionales: IFS (International Featured Standars) y BRC  (British Retail Consortium).

hablamos de los supermercados donde puedes comprar queso caprillice

 

¿Qué variedad de queso de cabra elegir?

 

En Lácteos Segarra contamos con una gran variedad para todos los gustos:

  • Queso Fresco Caprillice:

El queso fresco se presenta en dos formatos muy cómodos de usar: en tarrinas termoselladas que conservan sus propiedades originales en perfecto estado; y en barra, especial para la plancha y para freír. Es un queso elaborado de forma tradicional, consiguiendo una textura ligera, de pasta semi prensada, fácil de trocear al gusto. Se presenta sin corteza con el característico color blanco. Posee un aroma fresco y su sabor es suave y un punto salado (especialmente en la presentación en barra). Por su bajo contenido calórico, resulta una elección ideal para quien desea mantener una dieta equilibrada sin renunciar al sabor de un gran queso en sus mesas.

  • Tierno Servilleta Caprillice:

Esta es una variedad típica de la Comunidad Valenciana, elaborada tradicionalmente envolviendo el queso con un paño en forma de servilleta durante su proceso de maduración. Las pequeñas estrías que se aprecian en su superficie atestiguan esta curiosa forma de elaboración tradicional. Es un queso de formas redondeadas, corteza ligera y de textura suave, densa pero no rígida. Su maduración es breve, manteniéndose en cámaras alrededor de 25 días, hasta que alcanza un sabor mantecoso, directo, pero con suavidad en el paladar.

  • Queso Oreado Caprillice:

Es uno de los productos más demandados de entre nuestras variedades ofertadas. Su maduración ligera, de aproximadamente 30 días, aporta su equilibrio característico entre el sabor clásico del queso de cabra y el toque fresco en el paladar. Es un queso de color blanco, con corteza dorada y textura densa y aromática. Apropiado para amantes del buen queso y también para quien busca un complemento de sabor equilibrado en su mesa.

  • Queso Curado Caprillice:

Este producto exige una maduración larga, de al menos 6 meses, con un controlado seguimiento del proceso por parte de los maestros queseros. El final de esta elaboración resulta en un queso de sabor rotundo, con matices intensos y variados. Su aroma anuncia el clásico producto apreciado por paladares exigentes, ese elemento imprescindible como punto fuerte de una tabla de quesos.

  • Rulo de cabra Caprillice:

Un producto totalmente diferente al resto de la gama de Lácteos Segarra. Envasado en su propia caja, el rulo de cabra es el típico queso de pasta blanda y textura cremosa. Con un manto blanco de Penicilium sobre su corteza, es un queso de sabor intenso y a la vez fresco. ¡Las recetas con el rulo de cabra son infinitas! Aquí te proponemos algunas.

  • Caprillice la Casita:

Este es un queso madurado durante 30 días y elaborado en forma pentagonal, idóneo para su corte en lonchas finas. Un producto de color blanco, textura firme, mantecosa al tacto y al paladar y corteza marrón. Adecuado para los que buscan un sabor de maduración ligera, apto para gran variedad de paladares.

  • Madurado Bífidus Caprillice:

Con todo el sabor del queso madurado y elaborado 100% con leche de cabra, y enriquecido con Bifidobacterium y Lactobacillus rhamnosus. El resultado es un producto natural capaz de ayudar a regenerar la flora intestinal de quien lo consume. Un alimento que facilita la digestión y la absorción de los nutrientes que intervienen en la síntesis de enzimas y vitaminas.

  • Barra sin lactosa Caprillice:

Un producto que permite disfrutar del sabor especial del queso de cabra a los consumidores con intolerancia a la lactosa.