¿Niños en la cocina? ¡Por supuesto que sí! Cocinar es una de esas actividades que nos va a permitir compartir un tiempo divertido y entrañable con los más pequeños. Aprenderán con rapidez a moverse entre los ingredientes y los cacharros, y después apreciarán mucho más lo que está en la mesa. Vamos a ver unas recetas fáciles que podemos cocinar con niños.

Magdalenas de espinacas, queso de cabra y tomillo

Estas deliciosas magdalenas saladas están repletas de buenos ingredientes: espinacas de hojas tiernas cocidas suavemente en ajo y queso de cabra, todo envuelto en una deliciosa magdalena. Son un alimento perfecto para los pequeños, ya que son suaves y también muy nutritivas. Son una merienda excelente y son muy fáciles de llevar para darnos un capricho mientras viajamos.

Ingredientes

  • 100 g de queso de cabra
  • 1 diente de ajo
  • 1 taza llena de espinacas de hoja de pequeña (baby) picadas finamente
  • 1 taza de harina normal
  • 1 cucharadita de levadura en polvo
  • 1 huevo
  • 1/2 taza de leche
  • 1/4 taza de aceite de oliva
  • 4 ramitas de tomillo

Preparación

  1. Precalentar el horno a 190 ° C
  2. Calentamos una cucharada de aceite y freímos suavemente el ajo durante unos 5 minutos hasta que esté suave pero no dorado.
  3. Agregamos las espinacas baby, picadas finamente, a la sartén y las cocinamos hasta que estén ligeramente hechas. Esto solo tomará unos 2-3 minutos y mantendrá todo el sabor y los nutrientes en las hojas. Las reservamos y dejamos enfriar.
  4. Tamizamos la harina y la levadura en un tazón.
  5. En un recipiente aparte, agregamos el huevo, la leche y el aceite de oliva y batimos todo para mezclarlo completamente.
  6. Vertemos lentamente esta mezcla húmeda en la harina y la levadura batiendo hasta que esté completamente combinado. Esto requiere tomarse su tiempo para evitar que la mezcla forme grumos.
  7. Escamamos el queso de cabra y el tomillo y luego agregamos las espinacas y el ajo, plegando suavemente la masa en torno a ellos.
  8. Vertemos todo en un molde de magdalenas ligeramente aceitado y horneamos durante 25 minutos o hasta que estén doradas. Dejamos enfriar en una bandeja para hornear antes de servir.

Estas magdalenas también pueden ser congeladas muy fácilmente y dan muy buen resultado, porque se descongelan muy rápido, de modo que podemos disponer de ellas siempre que queramos.

Pizza saludable de pita y queso de cabra

Esta receta saludable de pizza de pita puede hacerse también con la masa habitual para pizza, pero si disponemos de pan de pita le aporta un toque especial y se pueden preparar minipizzas individuales de un modo divertido. Utiliza tomates y tomillo junto con pitas, mozzarella y queso de cabra; alimentos saludables y de sabor poderoso. El queso de cabra cremoso es una combinación perfecta para los tomates dulces. Por supuesto se le pueden añadir libremente cualquier otro producto a nuestro gusto; al fin y al cabo, está es la esencia de la pizza: la libertad para ponerle aquello que nos gusta. En cualquier caso, recordemos que en esta receta el queso de cabra y el tomillo le aportan un toque sabroso y fresco que la hacen especial.

Ingredientes

  • 4 pitas de trigo integral
  • 1 cebolla roja pequeña
  • Un puñado de ramitas de tomillo
  • Medio kilogramo de tomates (multicolor, si se desea un toque divertido)
  • 2 tazas de queso mozzarella rallado
  • 100 gramos de queso de cabra
  • Sal al gusto
  • Pimienta molida fresca
  • Aceite de oliva

Preparación

  1. Precalentamos el horno.
  2. Colocamos la pita directamente sobre la rejilla del horno y horneamos previamente 3 minutos por lado, luego volteamos y horneamos otros 3 minutos.
  3. Mientras tanto, cortamos finamente la cebolla roja. Cortamos el tomillo. Con un cuchillo de sierra, cortamos en rodajas finas los tomates.
  4. Cuando las pitas estén crujientes, las retiramos del horno. Cubrimos cada una con 1/2 taza de mozzarella, luego tomates, cebollas y hojas de tomillo. Agregamos el queso de cabra, podemos cortarlo en medallones y distribuirlos por encima. Espolvoreamos con sal a nuestro gusto, especialmente los tomates. Si lo deseamos podemos añadir un poco de aceite de oliva.
  5. Horneamos hasta que el queso se derrita, suelen bastar aproximadamente 5 minutos con el horno a una potencia media. Retiramos del horno, cortamos en trozos y podemos servir.

 

receta ciruelas con queso de cabra

Ciruelas a la parrilla con queso de cabra

Esta receta es fácil de hacer y muy sabrosa a la par que saludable. Las ciruelas maduras se asan a la parrilla, luego se aderezan con una reducción balsámica y se espolvorean con queso de cabra de sabor contundente.

Ingredientes

  • 1 taza de vinagre balsámico
  • 2 cucharaditas de ralladura de limón
  • 4 ciruelas medianas y sin hueso
  • 1/2 taza de queso de cabra desmenuzado

Preparación

  1. Para el glaseado, en una cacerola pequeña, combinamos el vinagre y la ralladura de limón; lo llevamos a hervir. Cocinamos de 10 a 12 minutos o hasta que la mezcla se espese y se reduzca a aproximadamente 1/3 de taza.
  2. Asamos las ciruelas, cubiertas, a fuego medio, 2-3 minutos por cada lado o hasta que estén tiernas. Rociamos con el glaseado y cubrimos con el queso de cabra. Servimos y, en cuanto se enfríe un poquito, estará listo para comer.

¿Tú también  tiene en casa mini chefs?, ¡Comparte tus recetas para niños!

Nos encantaría conocer las recetas que se cocinan en tu casa. Déjanos un comentario contándonos cuál es la recetas que más disfrutan haciendo tus hijos 🙂

Si quieres ver más recetas con queso de cabra, te invitamos a visitar nuestro blog.