Noticias de Lácteos Segarra.

17 Mar Caprillice, queso de cabra artesanal 100%

Se dice que la gastronomía es la historia de cómo cada pueblo transforma su paisaje, su cultura y sus conocimientos en comida. Algo o mucho de cierto debe tener esta definición, si pensamos en cómo se aplica a productos clásicos de la dieta mediterránea como el queso artesanal de leche de cabra. Alimentos a los que la historia y la tradición han ido dando forma y personalidad propia, hasta el punto de que su sola presencia en la mesa nos habla no solo de sabor, también nos cuenta sobre un modo de entender el tiempo y la vida. Encontrar una marca de queso artesanal Este es el caso de la fábrica de quesos caprillice Lácteos Segarra.

 

 

Lácteos Segarra: fábrica de quesos en Elche con mucha historia

 

Se desconoce el origen inicial de la palabra que da nombre al queso. Se puede rastrear su formación hasta el latín, y más atrás se le pierde la pista al término entre diferentes culturas indoeuropeas. Homero describe a cíclopes elaborando queso de cabra en La Odisea (Siglo VII a. C.), y Plinio el viejo le dedica un capítulo completo de su Historia Natural (Siglo I). Con estos antecedentes podemos entender la razón de que este sea un producto al que le queda justificado el marchamo de tradicional y por qué se presta tan perfectamente a ser degustado con calma, tanto en soledad como al hilo de una buena conversación.

 

Lácteos Segarra recoge esa elaboración tradicional para poder llevar este alimento tan antiguo a las mesas de hoy con el sabor de siempre. Sin dejar de innovar en los procesos y controles de calidad, y sin perder de vista el compromiso con una alimentación saludable.

 

Afincada en Elche, Lácteos Segarra se origina en una familia ganadera que se decide a elaborar queso con la leche de cabra de su propia granja. Toman la buena calidad de la leche y el respeto a las formas tradicionales de elaboración como distintivo y comienzan su andadura en 1986.

 

Más de tres décadas después esta empresa familiar ha impulsado una amplia variedad de quesos de cabra en el mercado, y sigue manteniendo el compromiso con la tradición y la innovación. Una compañía moderna que ha dado el salto al mercado internacional exportando sabor mediterráneo a 10 países, y que ha sido la primera empresa española en vender sus quesos en Japón.

 

 

Elaboración del queso artesanal Caprillice

 

 

La marca principal de la compañía fue bautizada en honor a los más de 2000 años de historia de la ciudad de Elche. “CAPRILLICE”, es una palabra compuesta a partir de la raíz CAPRI; de la que deriva la palabra española cabra, e ILLICE; la forma antigua de denominar a la ciudad de Elche. Un toponímico acuñado por los romanos en la época del emperador Julio Cesar Augusto.

 

Esta marca comercializa productos separados en tres líneas diferenciadas: queso fresco de cabra, queso madurado de cabra y libre servicio. Cada una de ellas con una amplia variedad de quesos que cubren un gran abanico de sabores, texturas y maduraciones características de este alimento.

 

CAPRILLICE viene garantizada por un departamento de calidad que controla todos los procesos primando la seguridad en la elaboración y la alta calidad de los productos. Una garantía contrastada por los más importantes certificados de seguridad alimentaria y calidad en los mercados internacionales, como, los conocidos IFS (International Featured Standars) y BRC (British Retail Consortium).

 

Una apuesta clara por la calidad que implica un control exhaustivo de todas las materias primas necesarias. Para ello se lleva a cabo una exclusiva selección de la mejor leche de cabra del área mediterránea; la mejor manera de poder garantizar un producto de alta calidad que además aporte un sabor diferenciado y único a los quesos que con ella se elaboran. Unas características especiales que se cuidan desde la primera pieza específica de la elaboración del queso; porque, obviamente, todo debe empezar por contar con el clima propicio y la alimentación adecuada de la raza de cabra murciano – granadina, autóctona de la zona. Es el modo más natural y tradicional de conseguir la principal materia de primera calidad con la que dotar a los quesos CAPRILLICE de su reconocido sabor y propiedades.

 

Un reconocimiento que le ha granjeado a los productos de esta marca diversos galardones internacionales entre los que podríamos destacar los cosechados en los “World Cheese Awards”; que están considerados como los premios más importantes del mundo de los quesos.

 

En este certamen el Queso semicurado Servilleta CAPRILLICE, obtuvo el galardón de Oro.
Mientras que el Queso Curado CAPRILLICE, se alzó con el de Plata.

 

Un galardón que también obtuvo en otra categoría el Queso Semicurado al Romero CAPRILLICE.


En 2010 el Queso Semicurado CAPRILLICE, obtuvo el galardón de Bronce.

 

Y el Queso Curado CAPRILLICE, consiguió el premio especial, con la denominación de Super Oro, ya que se trata de un galardón superior a los tradicionales oro, plata y bronce; que reconoce la excelencia en cuanto calidad y sabor.  Es un premio que solamente obtienen 45 quesos en todo el mundo.

COMPARTE ESTA PÁGINA EN TUS REDES SOCIALES

Noticias 

relacionadas

Logo Lácteos Segarra
¿Quieres distribuir nuestros quesos en tu establecimiento?
Logo Lácteos Segarra
¿Quieres distribuir nuestros quesos en tu establecimiento?