cortar queso de trufa según su forma

17 May Cómo cortar queso según su forma 

Todas las personas a las que nos encanta el queso conocemos muchos tipos de este manjar, y sabemos que cada uno tiene una forma y una textura diferente. Sacer cortar el queso es imprescindible para degustarlo justo como se merece, y esto nos lo marcará precisamente la forma de la pieza.

 

Existen diferentes cuchillos para cortarlos y debes conocer cuáles se utilizan para unos y cuáles para otros. Esto lo hablaremos en otro momento, pero será ideal para aprovechar al máximo cada queso y servirlo en su mejor formato.

 

En Lácteos Segarra queremos hoy darte algunos consejos para realizar esta tarea, que además te ayudará a conservarlo de mejor manera. Conservará su sabor y sus características durante mucho más tiempo, además de presentarlo a tus acompañantes de una forma adecuada.

cortar queso de servilleta según su forma

 

La forma del queso y sus cortes

 

Imagina que quieres preparar una tabla de quesos para tus invitados, un aperitivo muy socorrido y que les encantará a todos. Si tienes diferentes tipos de queso, tendrás que saber cómo cortar cada uno de ellos para que puedan saborear todos los matices y propiedades de cada pieza.


Quesos redondos, pequeños y planos

Empezamos por los quesos tipo Camembert, suaves y bajitos. Estos deben cortarse como si fuese una tarta, en porciones triangulares del mismo tamaño, introduciendo el cuchillo desde el centro hacia el borde. Te recomendamos pasar la hoja por agua caliente y sacarla bien para evitar que el queso se adhiera al cuchillo.


Quesos redondos y grandes

Si nos vamos al queso Brie, tanto entero como en cuñas, lo primero que haremos será cortarlo en lonchas largas, aprovechando que tampoco son demasiado altos. Luego podremos cortar cada una de estas lonchas en dos para saborearlo mejor.


Quesos redondos duros o semiduros

Los típicos quesos castellanos o los quesos de oveja tienden a ser más densos que los anteriores. Cortaremos el queso completo por la mitad y luego haremos una cuña (si lo hemos comprado entero); para luego hacer triángulos iguales empezando desde la corteza.


Quesos muy duros

Si hemos comprado quesos como el Parmesano o el Sbrinz, debes saber que estos no se cortan al uso. Lo mejor es partirlo en trocitos irregulares con algún tipo de cuchillo punzón; pero también puedes usarlo como acompañamiento rallándolo en lascas anchas y finas.


Quesos cilíndricos

La popularidad de los rulos de cabra ha aumentado mucho en los últimos años, y su presentación es bien sencilla. Cortaremos en rodajas de un extremo a otro, procurando que no sean demasiado anchas (pues serán incómodas) ni demasiado finas (se deshará el interior).


Quesos azules

Los quesos como el Roquefort suelen presentarse en cuñas, por lo que seguiremos el método que ya hemos mencionado anteriormente. Apoyamos el queso sobre uno de los laterales y cortamos en forma de abanico, empezando el corte por el centro hasta el borde.


Quesos esféricos

Los quesos Bola o Gouda se seccionan por la mitad y podemos hacerlo de dos maneras: o cortamos en cubos del mismo tamaño; o en porciones triangulares después de hacerlo una cuña. Recuerda que, como todos los quesos más o menos blandos, el cuchillo debe comenzar el corte desde el centro hasta la corteza.


Queso madurado sin lactosa de cabra, forma parte de nuestra gama de quesos para intolerantes..

 

Ahora que conoces todos los métodos para cortar el queso según su forma, su textura y su madurez; puedes preparar una tabla de quesos como te enseñábamos unos párrafos más arriba. Deslumbra a los que te quieren o date un capricho para terminar el día, el queso es siempre un perfecto aperitivo.

COMPARTE ESTA PÁGINA EN TUS REDES SOCIALES

Noticias 

relacionadas

Logo Lácteos Segarra
¿Quieres distribuir nuestros quesos en tu establecimiento?
Logo Lácteos Segarra
¿Quieres distribuir nuestros quesos en tu establecimiento?